El restaurante

El Restaurante Casa Pamplinas está hecho de detalles que hablan de tradición, pequeños fragmentos de historia de antepasados que se reunían cerca de la mesa para compartir sabores ancestrales, arraigados en la tierra.

Sólo entrar en el restaurante nos dan la bienvenida capazos de mimbre que en el pasado acogieron frutas y verduras. A lo largo de la sala -amplia y espaiosa- encontramos mesas y sillas de madera-madera, cuero y remaches de viejo metal, que combinan con las paredes rústicas de piedra.

Y al fondo de la sala, una sorpresa maravillosa: una terraza cubierta donde disfrutar de celebraciones con privacidad.